Go to content
Hjorundfjord
Hjorundfjord
Aurlandfjord
Aurlandfjord
Naeroyfjord
Naeroyfjord
Geirnagerfjord
Geirnagerfjord
Naeroyfjord Winter
Naeroyfjord Winter
Puplpit Rock Lysefjord
Puplpit Rock Lysefjord
Fjaerlandfjord
Fjaerlandfjord
Geirangerfjord
Geirangerfjord

Todo lo que debe saber sobre los fiordos de Noruega

Busque en Google “hermosos fiordos” y lo más probable es que Noruega y el oeste de Noruega aparezcan en la parte superior de la lista. Esta es su historia.

Los profundos y azules fiordos de Noruega, que atraviesan montañas salvajes y paisajes increíblemente hermosos, son bastante diferentes a cualquier otro lugar del mundo. Por supuesto, los fiordos no son solo un fenómeno noruego. Otras regiones montañosas de todo el mundo que han experimentado edades de hielo suelen tener fiordos. Sin embargo, muchos de los fiordos libres de hielo y más espectaculares se pueden encontrar en Noruega. El más famoso de ellos se encuentra en el oeste de Noruega.

¿Qué es un fiordo?

¿Qué es un fiordo?

Un fiordo cuenta una historia de agua, hielo y montañas. Los fiordos son ensenadas largas y estrechas entre laderas empinadas o acantilados. Se forman debido a que los glaciares penetran en los valles existentes, y el agua y el hielo desgastan gradualmente las masas montañosas. 

A diferencia de las corrientes superficiales, los glaciares pueden provocar erosión por debajo del nivel del mar. Bajo el hielo, las piedras y la grava son arrastradas debajo y dentro del glaciar. De esta manera, el glaciar actúa como un enorme pedazo de papel de lija.

En Noruega, hemos tenido un total de 40 edades de hielo de diferentes duraciones. Durante cada una de estas edades, el hielo, el agua de deshielo y la grava han desgastado la roca. El resultado después de cada edad de hielo son valles cada vez más profundos. Los glaciares, el agua y la grava acaban por tallar un valle tan profundo que el mar comienza a inundarlo. Así es como se crearon los fiordos noruegos.

Hace unos 12 000 años, el hielo se retiró del fiordo más grande de Noruega, Sognefjord. El resultado es el impresionante paisaje de fiordo que se ve hoy en día.

Fiordos y glaciares

Fiordos y glaciares

Los fiordos pueden ser muy profundos. Sognefjord tiene 1308 metros de profundidad en su punto más profundo, por ejemplo. Si se tiene en cuenta la altura de las montañas circundantes, es posible hacerse una idea de las enormes fuerzas que han creado y moldeado los fiordos que vemos hoy en día.

En algunas áreas, quedaron glaciares en tierra después de la última edad de hielo. Estos glaciares van avanzando y retrocediendo. Algunos de estos glaciares estuvieron creciendo hasta la década de 1980, pero ahora se han reducido en espesor y extensión de nuevo. 

Si ve un fiordo de color verde pálido, significa que hay un glaciar cerca. Aquí, el agua salada contiene una gran cantidad de agua de deshielo de los glaciares. Las partículas del agua derretida contribuyen a dar al fiordo un hermoso color esmeralda.

Si llega a los confines más altos de Fjærlandsfjord, un brazo de fiordo que sale de Sognefjord, también puede acercarse al glaciar más grande de Noruega, Jostedalsbreen, donde se encuentra el Museo Noruego del Glaciar.

Encontrará aquí información sobre excursiones de medio día y de día completo al fiordo de Fjærland y a los glaciares.

La Noruega de los fiordos

La Noruega de los fiordos

El oeste de Noruega se conoce como “la tierra de los fiordos”. Esta región es famosa por su espectacular paisaje, donde los fiordos están tallados en las montañas circundantes. Durante millones de años, el hielo y el agua han erosionado profundamente las masas terrestres, creando un laberinto de valles por encima y por debajo del agua. Hoy en día, este paisaje salvaje e indómito se ha convertido en un imán para los turistas de todo el mundo.

Noruega tiene más de 1700 fiordos identificados salpicados a lo largo de su costa de 57 000 km de longitud. Muchos de estos fiordos se extienden tierra adentro desde la costa oeste de Noruega. Esta zona también alberga dos fiordos que aparecen en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO: Nærøyfjord y Geirangerfjord.

Estos fiordos son dos de los destinos turísticos más populares de Noruega, y no es difícil saber por qué. Las empinadas laderas de las montañas se desploman sobre los brillantes fiordos, imponentes cascadas se sumergen directamente en ellos, la naturaleza es majestuosa y virgen y hay pintorescos pueblos y granjas aferrados a la ladera de la montaña. Es un espectáculo tomado directamente de las páginas de un cuento de hadas.

Nærøyfjord es estrecho y está rodeado de montañas que se elevan a más de 1000 metros sobre el nivel del mar. Geirangerfjord cuenta con fantásticos miradores desde lo alto. Desde el fiordo, se puede acercar a alguna de las hermosas cascadas y las pequeñas granjas, que todavía están habitadas hoy en día.

¿Quiere saber más sobre los fiordos más bellos de Noruega? Estos son algunos datos sobre seis de los mejores fiordos del país.

1. Nærøyfjord: un fiordo largo y hermoso incluido en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO

1. Nærøyfjord: un fiordo largo y hermoso incluido en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO

Nærøyfjord es precioso en cualquier época del año. Este fiordo ha sido elegido en repetidas ocasiones como uno de los lugares más bellos del mundo para visitar. El canal de televisión estadounidense CNN incluyó Nærøyfjord, junto con Geirangerfjord, en su lista de las 10 mejores maravillas naturales del mundo.

La revista National Geographic ha elegido en el pasado este fiordo como “El mejor destino de viaje virgen del mundo”. Así que no es de extrañar que este fiordo aparezca en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El fiordo de Nærøy y sus montañas circundantes son una vista impresionante para cualquiera que la contempla.

En la cabecera del fiordo de Nærøy se encuentra la localidad de Gudvangen, donde también se puede visitar la localidad vikinga de Njardarheimr. Hay cruceros por el fiordo hacia Sognefjorden y Flåm vía Aurlandsfjord. El crucero ofrece muchos lugares de interés impresionantes, tales como cascadas y pequeños pueblos idílicos donde es difícil creer que alguien pueda vivir realmente.

2. El majestuoso Lysefjord

2. El majestuoso Lysefjord

Lysefjord, que tiene más de 40 km de longitud, ha excavado su camino en el poderoso macizo montañoso. Este fiordo es bastante impresionante desde el agua, pero tal vez sea aún más imponente cuando se ve desde arriba. Las dos atracciones más conocidas a lo largo de este fiordo son las mesetas montañosas de Preikestolen y Kjerag.

Cada año, más de 30 000 turistas visitan Preikestolen. Desde la meseta montañosa, las caras del acantilado se sumergen verticalmente hacia el mar, proporcionando un espectáculo impresionante. Preikestolen incluso ha llegado al primer lugar de la lista de Lonely Planet de las “Plataformas panorámicas más impresionantes” del mundo. En 2017, esta meseta montañosa obtuvo el primer lugar en la lista de maravillas naturales de la CNN.

Preikestolen es también el escenario de las vertiginosas acrobacias de Tom Cruise en el largometraje de 2018 “Misión imposible: Fallout”.

La otra formación rocosa de Lysefjord famosa, Kjerag, es más difícil de alcanzar a pie que Preikestolen. Desde esta meseta montañosa, las laderas de las montañas se sumergen 1084 metros casi en vertical hasta Lysefjord. Kjerag es un destino popular para los saltadores de base de todo el mundo.

Aquí también se puede ver Kjeragbolten, una de las atracciones más fotografiadas de Noruega. Kjeragbolten es una enorme roca incrustada entre dos paredes rocosas. Los turistas atrevidos se ponen de pie sobre la roca de Kjeragbolten, lo cual se ha convertido en una instantánea favorita para los visitantes.

Resulta fácil acceder a Lysefjord desde Stavanger. Si tiene uno o dos días libres, también podría hacer un crucero de un día en Lysefjord. Si tiene más tiempo disponible, puede caminar hasta Preikestolen o Kjerag.

Obtenga más información sobre Lysefjord y los cruceros por el fiordo aquí.

3. Fjærlandsfjord: la vía fluvial a los glaciares

3. Fjærlandsfjord: la vía fluvial a los glaciares

El pequeño fiordo de Fjærland a menudo tiene un tono verde esmeralda causado por el agua de deshielo que desemboca en él desde los glaciares circundantes. En un crucero de día completo por este brazo del fiordo de 25 km de largo, disfrutará de un hermoso fiordo rodeado no solo por altas montañas, sino también por poderosos glaciares. Una vez que el ferri atraca en la cabecera de Fjærlandsfjord, el viaje continúa en el autobús de enlace.

Durante el recorrido, podrá aprender más acerca de los glaciares en el Museo Noruego del Glaciar, situado en Fjærland. Desde allí solo hay un corto trayecto hasta la causa original de los fiordos: los glaciares. Un poco más tierra adentro, se encuentra el glaciar más grande de Noruega: Jostedalsbreen. Con 100 km de largo y 15 km de ancho en su parte más ancha, este glaciar es también el más grande de Europa continental.

El glaciar en realidad se compone de muchos pequeños glaciares y brazos glaciares, incluido Bøyabreen, que podrá ver de cerca.

4. Geirangerfjord: una imagen típica de Noruega

4. Geirangerfjord: una imagen típica de Noruega

Si ha visto esas postales de Noruega que muestran un hermoso fiordo de color verde azulado, rodeado de montañas empinadas con cascadas que se hunden en el agua, probablemente se tratara del fiordo de Geiranger. A menudo se le llama la “Joya de los fiordos” y es muy apreciado por los turistas, tanto de Noruega como de otros lugares. Esta maravilla escénica está en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, en buena compañía de otras joyas como Nærøyfjord, Bryggen en Bergen y la iglesia de madera Urnes en Luster, situada cerca de la orilla de Lustrafjord, un brazo de Sognefjord.

Un crucero por Geirangerfjord le acercará a la naturaleza y la cultura, todo lo cual llevó al fiordo a ser incluido en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Cascadas salvajes caen desde montañas empinadas e imponentes, mientras que más abajo en las faldas de las montañas verá pequeñas granjas y casas aferradas a las laderas.

Todo esto se puede ver de cerca si se visita la granja Skageflå, a la que se puede llegar a pie desde Geiranger, o bien en barco seguido de un paseo por un corto y empinado camino desde el fiordo.

Si sube a Skageflå o a uno de los muchos miradores existentes, podrá ver el impresionante fiordo incluido en la lista de la UNESCO desde su lado más espectacular: desde arriba. Otro buen punto panorámico es el mirador Geiranger Skywalk, en Dalsnibba.

Si tiene algo de tiempo de sobra en Geiranger, puede hacer excursiones hacia el interior a algunas de las más bellas montañas de Noruega. Aquí hay nieve todo el año, e incluso se puede tener una pelea de bolas de nieve en un caluroso día de verano.

La carretera más espectacular de Noruega, Trollstigen, está justo al lado de Geiranger. Una excursión por esta carretera hará que se le acelere el pulso, tanto si camina, va en bicicleta o viaja en coche.

Si desea obtener más información o realizar un crucero por el fiordo en Geirangerfjord, encontrará toda la información que necesita aquí.

5. Hjørundfjord: la joya secreta de los Alpes de Sunnmøre

5. Hjørundfjord: la joya secreta de los Alpes de Sunnmøre

El recóndito fiordo de Hjørund brilla bajo los hermosos y salvajes Alpes de Sunnmøre. Este fiordo penetra 33 kilómetros en el macizo montañoso con sus picos puntiagudos.

El fiordo de Hjørund está rodeado de naturaleza virgen y de pequeños y encantadores pueblos. Algunos lugares no tienen ninguna conexión con el mundo exterior que no sea en barco. El barco navega entre la idílica ciudad modernista de Ålesund, en la costa, y el pueblo de Øye, en la cabecera de Hjørundfjord.

La naturaleza salvaje e indómita en Hjørundfjord y los alrededores parece haber sido creada para actividades y aventuras. Es un paraíso para excursionistas, kayakistas y esquiadores. Todo lo que necesita hacer para experimentarlo es bajar del crucero por el fiordo en Trandal, Øye o Urke.

Si prefiere tomarlo con calma y disfrutar del entorno, visite el histórico Hotel Union Øye, un venerable establecimiento que ha contado con la presencia de la realeza, autores y compositores entre sus huéspedes desde su apertura en 1891. Muchas personas siguen buscando tranquilidad y disfrutar de la buena vida aquí con vistas a los fiordos y las montañas.

6. Sognefjord: el fiordo más largo de Noruega

6. Sognefjord: el fiordo más largo de Noruega

El majestuoso fiordo de Sogne se extiende a través de gran parte del oeste de Noruega. El fiordo más largo de Noruega tiene 204 kilómetros de largo y es el hogar de una rica cultura y paisajes impresionantes.

El paisaje de Sognefjord es el escenario perfecto para cruceros tranquilos por el fiordo, caminatas memorables, esquí, pesca y excursiones por los glaciares. ¡Esto sí que es mindfulness!

Sognefjord es también el fiordo libre de hielo más largo del mundo. Se extiende tanto por la Noruega continental que termina a pocos kilómetros de Jotunheimen, una zona montañosa donde se encuentran casi todos los picos más altos de Noruega. Sognefjord es también uno de los fiordos más profundos de Noruega, con 1300 metros de profundidad en su punto más profundo.

De él nacen 30 brazos de fiordo que se ramifican mientras el glaciar se arrastra hacia las montañas del oeste de Noruega. Aurlandsfjord, Nærøyfjord (incluido en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO), Fjærlandsfjord, Lustrafjord, Sogndalsfjord y Gaupnefjord son solo algunos de ellos. 

El glaciar más grande de Noruega

Algunos de los valles que continúan donde termina el fiordo tienen un glaciar al final. Los fiordos que reciben el agua de deshielo de los glaciares tienen un distintivo color verde esmeralda. Esto se hace evidente cuando el agua derretida de los glaciares colorea los fiordos de verde.

El glaciar más grande del continente europeo es Jostedalsbreen. Este glaciar es el resultado de la Pequeña Edad de Hielo y, probablemente, no tenga más de 2000 años.

Jostedalsbreen tiene muchos brazos glaciares, tres de los cuales se extienden hacia los muchos fiordos de Sognefjord. El glaciar de Bøyabreen se extiende hasta Fjærlandsfjord, pero cerca de Sognefjord también se encuentran glaciares conocidos como Nigaardsbreen, Tunsbergdalsbreen y Austerdalsbreen.

En la tierra de los vikingos

En la tierra de los vikingos

La palabra “fiordo” procede del nórdico antiguo y significa “un lugar utilizado para el paso y el transporte”. Esto es bastante lógico, porque cuando los seres humanos se establecieron originalmente en Noruega después de la última edad de hielo, viajar por el agua era la única manera de moverse. Alrededor de muchos de los fiordos hay reliquias tanto de la Edad del Bronce como de la Edad Vikinga.

Los fiordos a lo largo de la costa oeste de Noruega estaban en gran parte libres de hielo debido al agua caliente transportada allí por la Corriente del Golfo. Esto permitía viajar en barco durante todo el año. El clima templado también hizo posible la agricultura; había una gran cantidad de pescado a lo largo de la costa, junto con excelentes oportunidades para transportar mercancías hacia y desde los asentamientos en los fiordos y a lo largo de la costa noruega. La caza era buena también, con alces y ciervos en los bosques, y renos en las montañas.

Tal vez no es tan sorprendente que a los vikingos les gustaran tanto los fiordos occidentales. Además, no había que viajar muy lejos cuando llegaba el momento de iniciar otra expedición vikinga de descubrimiento.

Reliquias vikingas

La Era Vikinga abarca desde aproximadamente el año 800 hasta 1066. En este período relativamente corto de tiempo, los vikingos lograron dejar su huella no solo en la cultura noruega, sino también en Europa. Probablemente son más conocidos por la guerra y el saqueo, como en la serie de televisión “Vikingos”, pero los vikingos se dedicaban igualmente al comercio.

Gracias a sus embarcaciones altamente eficientes y su gran coraje, por no hablar de un espíritu aventurero, los vikingos llegaron hasta Bizancio (la actual Estambul, en Turquía) y comerciaron con el califato de Bagdad.

Muchos de ellos también se establecieron en Francia, Escocia e Irlanda. Otros emigraron a Islandia, y Leiv Eiriksson estableció un asentamiento en un continente previamente desconocido cuando descubrió América alrededor del año 1000.

Los vikingos trajeron no solo riquezas y esclavos con ellos a Noruega, sino también el cristianismo. Después de la conversión de Noruega al cristianismo, que comenzó alrededor del año 1000, se construyeron varias hermosas e intrincadas iglesias de columnas de madera. Algunos de estas siguen en pie, y a lo largo de Sognefjord se pueden encontrar tres de ellas: Urnes, Kaupanger y Hopperstad.

La más famosa de ellas es la Urnes, que está situada en la granja Ornes, a orillas del fiordo de Lustra.

Vuelta a la era vikinga

A lo largo de los fiordos, encontrará vestigios del comercio y los asentamientos. Los topónimos originarios del idioma nórdico antiguo, como Kaupanger, Solvorn y Gudvangen, revelan que los vikingos echaron raíces aquí.

Si quiere pasar unas horas, un día entero o incluso más descubriendo cómo era la vida como vikingo, esta es su oportunidad. En muchas ciudades y pueblos de Noruega se celebran festivales vikingos, días vikingos y mercados vikingos.

En Njardarheimr (Gudvangen), en las profundidades de Nærøyfjord, encontrará un pueblo vikingo donde puede experimentar cómo era la vida vikinga por sí mismo.

Aquí encontrará más información sobre el pueblo vikingo en Gudvangen y cómo llegar allí.

Barco vikingo y fiordo de Oslo

Barco vikingo y fiordo de Oslo

Los vikingos también construyeron comunidades a lo largo de la costa este y sur de Noruega.

También existen fiordos en el este de Noruega, pero a diferencia de los de la costa oeste, no hay montañas imponentes alrededor. Aquí, las “montañas” que rodean los fiordos se han desgastado para formar acantilados sinuosos, ofreciendo un paisaje rocoso relativamente suave y ondulante.

Esta zona también tenía puertos libres de hielo en invierno y un clima templado que hizo posible la agricultura. El área alberga muchos rastros de los vikingos, tales como túmulos funerarios y barcos vikingos.

En el Museo de los Barcos Vikingos, situado en la península de Bygdøy (Oslo), se pueden ver tres barcos vikingos encontrados en los túmulos funerarios de ricos y prominentes líderes vikingos.

Si va a pasar algún tiempo en Oslo, le recomendamos un crucero por el fiordo entre las muchas islas exuberantes, calas, playas y costas rocosas, que son lugares favoritos entre los lugareños en verano.

Si se dirige hacia el sur por el fiordo, pasará por muchas pequeñas islas idílicas, el estrecho de Drøbaksundet, con el histórico Oscarsborg a un lado y la pequeña y atractiva ciudad de Drøbak al otro.

¡Ssh! Si desea visitar al verdadero Santa Claus, lo encontrará en Drøbak. Aquí se hacen preparativos para la Navidad durante todo el año.

Los fiordos en Hollywood

Los fiordos en Hollywood

Aunque aún no haya visitado los fiordos noruegos en la vida real, es posible que los haya visto en películas sin saberlo. Los fiordos noruegos se han utilizado como telón de fondo para algunas grandes producciones cinematográficas.

En 2013, Nærøyfjord se utilizó como inspiración para “Frozen”, de Walt Disney. Trajes populares, edificios, supersticiones, trolls, montañas y fiordos son reconocibles al instante si se sabe dónde buscar.

Es casi como si los fiordos hubieran sido creados para la acción. Algunas de las escenas de acción más intensas de “Misión imposible: Fallout” fueron rodadas en Lysefjord y en Preikestolen en 2018. En este largometraje, Tom Cruise lucha por su vida en un paisaje impresionante.

Las empresas cinematográficas estadounidenses han visitado los fiordos noruegos con el fin de filmar secuencias en producciones como Los Vengadores y La Guerra de las Galaxias.