Go to content

El calzado de Aurland

Historia

La nueva fábrica de zapatos de Aurland se remonta a la década de 1930. Se dice que Nils Tveranger se inspiró en los mocasines tradicionales de los nativos iroqueses norteamericanos.

Las raíces de la tradición zapatera de Aurland datan de la década de 1880. Mucha gente piensa que la aristocracia inglesa que venía a pescar salmones y que frecuentaba Aurland en la época fue un catalizador importantísimo para la prosperidad del oficio de zapatero. Los "lores del salmón" necesitaban ayuda para reparar su calzado, lo cual, según piensan algunos, sirvió de inspiración para su fabricación.

Nils Tveranger y el primer zapato de Aurland

La versión original del zapato de Aurland probablemente llegó al mercado alrededor de 1908. Nils Tveranger llegó a Aurland cuando era joven tras haber aprendido el oficio en América y se estableció allí como zapatero. Desarrolló la primera versión del zapato de Aurland, la cual tenía agujeros y cordones, y que terminó conociéndose como el "calzado nacional". Tveranger profesionalizó el arte de la zapatería. Nils y su mujer, Hansine Toraldsdotter Onstad, tuvieron 4 hijos. Algunos de sus descendientes aún trabajan en la fábrica de zapatos en la actualidad.

Nuevo diseño

Aunque la década de 1930 estuvo marcada por la depresión, en Aurland se respiraba optimismo. Nils Tveranger desarrolló el mocasín de Aurland, que era parecido a los Teseskoen noruegos y que, más tarde, terminó por denominarse el "zapato de Aurland". Se hizo muy popular en las décadas siguientes a la Segunda Guerra Mundial y se puso de moda tanto para hombres como para mujeres. Se exportó a Gran Bretaña, Canadá y EE. UU., e incluso se popularizó en el remoto Svalbard. 

Tiempos difíciles y declive

Hacia finales de la década de 1960, el sector del calzado en Noruega pasó por momentos duros. La creciente competencia provocó el cierre de muchas fábricas en todo el país, lo cual afectó también a la producción en Aurland. Se pasó de una época en la que había 19 fábricas de calzado que empleaba a 100 personas a unos pocos zapateros. No obstante, no de los que decidieron continuar la tradición fue Ansgar Wangen, junto a su esposa Eldbjørg y su hijo Svein Odar. Desde 1989, la fábrica de calzado de Aurland es el único productor de zapatos de Aurland.

La tradición artesanal y el cuero son ahora populares

Hoy en día se tiende a conservar el patrimonio y las tradiciones. Y esto no es menos cierto con el zapato tradicional de Aurland. Actualmente, la fábrica crea nuevas colecciones en asociación con famosos diseñadores noruegos. La gente sabe ahora que el zapato de Aurland fue el mocasín original.

En la actualidad la fábrica no solo hace zapatos. Ha creado bolsos y accesorios con ayuda de una importante casa de moda. Vea todos los productos del calzado de Aurland en su tienda en línea.

Visítenos en la fábrica de zapatos de Aurland y averigüe más sobre nuestra historia en el  Aurlandskoen Économusée, un centro exhibición lleno de vida sobre este oficio.